sábado, 17 de febrero de 2018

AL OTRO LADO DEL PUENTE

Cruzar a Brooklyn tiene encanto, es algo más que ver Nueva York desde la otra orilla.Es hacer el guiri un poco menos y si tienes la suerte de hacerlo con locales mejor que mejor.
Hacía mucho frío, menos tres, pero el día era claro.
Quedé con mis pseudo primos , la una se pidió el lunes libre después de la "super-bowl"(por lo visto es algo muy común) y el otro acaba de prejubilarse.
Son dos personajes en si mismos; ella a costa de varios cánceres raros que le están dando una tregua, él con esa ironía desubicada de hijo de inmigrantes hecho a si mismo que no ha encontrado mujer a la española como fuera su madre.

El puente hay que cruzarlo andando, lo mejor es ir de día y volver de noche.Ir en coche es tan absurdo como cogerlo en Nueva York, los precios de los parkings oscilan entre diez y treinta dólares por hora.


Antes de anexionarse a Nueva York, Brooklyn llegó a ser la tercera ciudad de E.E.U.U por detrás de la propia N.Y. y Chicago.Y la gerentrización también ha llegado.La primera parada es Dumbo desde donde se pueden hacer todas las fotos propias del otro lado.






A mediodía hay que tomar una pizza en Grimaldi's que solo acepta que pagues en efectivo y que pidas la pizza entera que da para tres o cuatro personas, la exageración es una de las características de la comida por estos lares.
Y el resto del día lo echamos pateando por los distintos barrios de la ciudad.
El barrio judío, muchísimo más chocante que el de las joyerías y tiendas de fotos de la ciudad de enfrente(B&H es visitada obligada en Manhattan para ver su "modus operandis"), éste es de mayoría jasídica Satmar por lo que sus atuendos y peinados son de lo más ortodoxos.No sé si habéis visto alguna película sobre ellos pero a mi el punto machista que hace que ellas vayan con peluca y vestidas muy recatadas me desagrada, aún así me atraen como cualquier cultura ajena por exóticos.
En el mismo barrio de Williamsburg hay una zona "hipster" bastante auténtica, la tienda de cafés por excelencia en la que no entraría en ninguna de sus sucursales en mi país ni por casualidad, allí no está mal para conectarte un rato a internet, es de obra vista y la clientela muy propia.Entrar en una tienda de pseudoantigüedades también tiene mucha miga para un español.
Como hacía frío la parte de "Coney island" y "Prospect park" nos la saltamos.Y los edificios oficiales emblemáticos los vimos a la carrera por Brooklyn Heights y Park Slope.
Me consta que también tiene barrio polaco, afroamericano y mega-pijo pero las risas y charlas sobre nuestra variopinta familia tomando café durante horas fue nuestra sopa para el alma que buena falta nos hacía .
En mi próxima visita quiero hacer Harlem y góspel pero para eso todavía falta y debo encontrar la compañía adecuada porque a ellos vi que mucha ilusión no les hacía.

¡Hala!, espero haberos puesto los dientes largos a todos los que no os decidís a tirar la casa por la ventana y organizaros un viaje(hay una compañía de bajo coste noruega que te lleva y te trae por muy poquito dinero si lo reservas con tiempo)


viernes, 26 de enero de 2018

RONDA

Mi hermana no se veía capaz de pasar las primeras navidades sin mi madre en casa.
¿Porqué echamos de menos a los que faltan especialmente en navidades?Imagino que es el espíritu judeo-católico inculcado.Y en el caso de mi hermana es que son las únicas fechas que come o cena con la familia en casa.

¿Y qué haces en fiestas tan señaladas?...pues irte al Sur que allí sabes que va a haber gente en la calle y sitios abiertos sea el día que sea.
En Málaga hay una costumbre que es pasarte el día de nochebuena de bar en bar y a la hora de la cena presentarte ya "taja" con lo cual el único que se agobia es el que ha hecho la cena y como suelen ser las abuelas, que ya sabemos todos lo sufridas que son, pues aquí paz y mañana gloria.

Así que no se nos ocurrió plan mejor que ir a ver la iluminación de la calle Larios, cenar de tapeo y cuando ya el personal apuraba para llegar a la cena coger el coche e irnos a Ronda(lugar donde deberíamos habernos deshecho de las cenizas) a un hotel suficientemente "kitsch"como para que mi churumbel estuviera entretenida.






De Málaga capital a Ronda hay un mundo( es lo que tienen las provincias con mar y sierra) y diez grados de diferencia, así que allí apreciamos la chimenea encendida.
"Enfrentearte" es un hotel muy recomendable, la decoración es entretenidísima, el concepto es de hotel rural y el personal muy entregado.
La chica que nos recibió y enseñó el lugar pertenece a ese grupo de aventureros que viajan por el mundo trabajando a cambio de comida y cama (no la explotan), el que hacía los desayunos nunca había estado en una escuela de cocina pero actuaba cual masterchef y había barra libre de vino, cerveza, zumos , cafés e infusiones.Mi churumbel hizo sus pinitos de camarera haciendo cafés y sirviéndolos.
Tienen sauna, alberca, sala tropical con pececillos que te hacen la pedicura, las camas son correctas y el salón con chimenea lleno de libros.Solo doce habitaciones.Nos encantó pese a que mi padre es más de paradores(aunque los precios del parador en éstas fechas eran inviables incluso con sus consabidos descuentos).

La recepción:

La alacena:


La peana de mi churumbel con los pececillos haciéndole la pedicura:



Ronda tiene una foto, y nos costó hacerla:


Como el día de navidad los museos si cierran tuvimos que conformarnos con pasear y comer y merendar y cenar pero las calles estaban muy animadas con grupos de orientales que tenían que matar el día y supongo que para hacer fotos Ronda vale.Dicen que es espectacular cuando nieva pero no cayó esa breva.

Al día siguiente cogí a mi churumbel y nos fuimos a hacer el Caminito del Rey, en el desfiladero de los Gaitanes.Es algo que, pese a que lleva poco tiempo abierto al gran público(decidieron arreglarlo tras varias muertes por el antiguo caminito que se supone hizo Alfonso XIII para inaugurar las obras de la hidroeléctrica del Chorro), auguro que en breve será como ir de romería.Si vais reservad en el primer turno de la mañana, entre semana y si es posible que no haga calor.Son dos horas largas de paseo con casco, no apto para personas con vértigo pero a mi churumbel le gustó y está muy bien montado.


A comer nos mandaron  a una venta, con sus mejores intenciones, que no os voy a recomendar y para muestra un botón:


A la mujer que lo llevaba le parecía muy gracioso que los niños de la edad de mi churumbel no supieran qué era lo que llevaban dentro los "cassettes" que ella seguía vendiendo.Eso sí, si queréis comer los huevos fritos con patatas y chorizo más baratos del mundo mundial, ese el sitio.

Por la zona hay innumerables pueblos que ver pero mi churumbel se marea por las carreteras comarcales y tampoco había que forzar la máquina, así que no llegamos a Antequera pero nos conformamos con Setenil de las bodegas que es de esos pueblos que te hacen pensar en lo acostumbrados que estamos a circular con sillas de ruedas o carros de bebé y que aquí es totalmente inviable.


En fin, que si tenéis un puente y no se os ocurre dónde ir, Ronda es muy recomendable y el día que se os quede chico os vais a Málaga que entre el museo Picasso, el Thyssen y el del coche echáis el día.



jueves, 11 de enero de 2018

FOTOS MUNDANAS

Así es New York


 Y asá Washington


 Y London acullá




                                       (Lo de éste barco tiene hasta güasa)

Y la más sobrecogedora  para mi es la del Aconcagua.Es verlo y pensar en "Viven".


RETO LECTOR

He decidido participar en el Reto Serendipia Recomienda 2018.


Soy incapaz de copiar el "banner", llámame torpe.El enlace a su página creo que si.Aquí va

Se trata de recomendar tres libros que te hayas leído éste año y te hayan gustado lo suficiente para recomendarlos pero que no sean muy populares porque esos ya están suficientemente publicitados.
Y luego leerte otros tres de los que se recomiendan y obligarte a reseñarlos.

A sangre y fuego.de Manuel Chaves Nogales.Que reseñé aquí pero que si no queréis leer la entrada entera porque aborda otros libros, os resumo:son historias cortas de ambos bandos en la guerra civil, reales y contadas con toda la objetividad que un periodista es capaz.Insisto en que considero que a éste autor habría que leerlo en el colegio.

El antropólogo inocente.de Nigel Barley.Otra historia real de un antropólogo británico que se vio forzado a hacer trabajo de campo y cuenta su experiencia con los dowayos de Camerún hacia los setenta en clave de humor sin novelarla.Reseñé en su momento "here" pero que como hago resúmenes estacionales de mis lecturas no hace falta que leáis para el que aquí nos ocupa.

Prohibido nacer de Trevor Noah, pese a que ha estado en la lista de los más vendidos, no conozco a nadie que lo haya leído y dando por hecho que a Chimamanda Ngozi si la ha leído buena parte de los que pasáis por aquí, si queréis una historia real sobre racismo actual en clave de humor ésta a mi me ha gustado lo suficiente para hacerme seguidora de su programa(su inglés super entendible también ha ayudado).También reseñado en mi anterior entrada(creo que una regla del reto era poner los enlaces de las reseñas).

Y aquí añadiré los tres que escoja una vez los haya leído:

1.
2.
3.

Buenas noches y buena suerte.
Si os animáis os sugiero que vayáis al primer enlace.




miércoles, 20 de diciembre de 2017

LEÍDO ÉSTE OTOÑO.

Frío y pena sosegada son excelentes campos de cultivo para la lectura.Al menos en mi caso.

Hotel Iris de Yoko Ogawa.Me lo recomendó una brasileña que acababa de volver de hacer un curso de cine y meditación con David Lynch.Con eso lo digo todo.Una historia triste, japonesa y un punto de oscura psicología sexual.Le tendré que dar otra oportunidad a la autora.

Mi compañera de trabajo me regaló la charla TED de Chimamanda Ngozi Adichie We should be all feminists y me la leí pese a su simplismo.Me dejó dos libros de la misma autora en una bolsa para cuando salía de viaje y me los leí del tirón.
El primero entre Praia y Buenos Aires Medio sol amarillo me gustó mucho.Sobre el golpe de estado en Nigeria visto por una chica que se mueve en un entorno que, pese a las diferencias continentales, podría ser el nuestro.
El segundo Americanah me lo leí volviendo de Santiago de Chile con escalas de dos noches incluidas.Éste tiene más de autobiográfico y pese a que me gustó menos(leerlos seguidos no creo que haya sido buena idea) te da una idea de lo duro que sigue siendo ser negro fuera de África e incluso lo duro que es ser africano.

Por un bistec/El chinago de Jack London.Lo recomendaba Gregorio Morán en una de sus sabatinas de La Vanguardia.Aquí había preguntado y no constaba en ninguna parte, así que aprovechando la feria del libro de Ciudad de Méjico me recorrí después la calle Donceles y entre en ocho tiendas preguntando por el libro.

Ésta es una foto real de una de las librerías en la que me dijeron que no podían acceder a la J ni a la L y donde casi entro en combustión pese a que suelo amoldarme al talante del lugareño medio.
Pero en la octava me lo encontraron, es un librito(que consta de dos relatos en ésta edición)minúsculo y de segunda mano y donde explica que el primero forma parte del volumen "En silencio blanco" y el segundo del volumen "Relatos de los Mares del Sur".Deprimentes pero realistas.Ganas de leer más London.

Prohibido nacer de Trevor Noah.Es el libro más fácil y entretenido que he leído éste año.Es la autobiografía de un mulato que ahora tiene un "talk-show" de éxito en EEUU pero cuya biografía en Sudáfrica podría poner los pelos de punta si no fuera por la clave de humor en que la cuenta.Tiene un vídeo en "youtube" a modo de club de la comedia en la que os podéis hacer una idea(pero verlo solo si no pensáis leer el libro, si no, mejor después porque parece increíble que sea la misma persona).

La vaga ambición de Antonio Ortuño, tras éste llevaba años y lo encontré en la primera caseta de la feria de Méjico, supongo que debería haber empezado buscándolo en su país de origen pero...
Seis cuentos entretejidos sobre un cuarentón escritor.Cierto tono de perdedor que conmueve y divierte a partes iguales.Premiado y recomendable.Muy cortito.

La vida cotidiana del dibujante underground de Nazario.Me lo leí porque me lo dejó un amigo que se cree que compartimos gustos literarios pero vamos, me lo he leído por cumplir y porque se mueve entre personajes reales en una Barcelona que a mi me pilló chica pero reconozco.Demasiado nombrar quién se acostaba con quién, qué drogas tomaba cada cual y lo mucho que les gustaba trasvertiese a ellos, el caso es que pierde todo el "glamour" si les conoces porque, al menos yo, tiendo a imaginarme a los transgresores guapísimos a la par que interesantes y no.

La cocinera de Himmler de Franz Olivier Giesbert.Trata de ser original pero no me ha convencido, solo que su personaje en la vejez hubiera sido pincelado con más realismo creo que hubiera aportado más.Entretenido.

La mesa limón de Julian Barnes.Es uno de mis tres autores preferidos.Son cuentos, algunos buenísimos.Lo genial de éste autor es que cada libro parece escrito por alguien distinto, me fascina su eclecticismo.

Cinco esquinas de Mario Vargas Llosa.Lo cogí de la biblioteca un día que no tenía absolutamente nada para leer y lo leí en el AVE y sigo en mis trece, a mi me encanta el Vargas Llosa joven, me gusta el adulto y el actual solo me entretiene.

Crónicas marcianas de Ray Brodbury, lo cogí el mismo día en la biblioteca porque me constaba que era un clásico y tiene su aquel, entretenido.

Contarlo todo de Jeremías Gamboa.Me lo regaló una conocida peruana porque el autor fue compañero suyo de universidad y trata sobre la dificultad de escribir para el protagonista.Algo largo pero al final se suelta, es como un proceso vital.






ETIMOLOGICAMENTE

Lorenzo Caprile hace hincapié en que él es modista.

Plas, plas, plas.
Por fin algo de cordura etimológica.



miércoles, 29 de noviembre de 2017

UN DÍA EN SÃO PAULO



Un puente de tantos en la avenida nueve de julio donde duermen varios de tantos seres sin hogar.


Mercado municipal donde comer algo y comprar fruta .


Un rascacielos, de tantos...


Obra del Niemeyer primerizo...tan moderna a día de hoy.(En el parque de Ibirapuera).


Un graffitti de tantos.


Otro.


Casa en lo alto de Vila Madalena en Pinheiros.


Borracharia


La vista desde mi habitación.


São Paulo, con sus veintidós millones de habitantes, es una ciudad de excesos, como tantas en América, tiene exceso de tráfico, exceso de pobres, clima excesivo(cuando llueve porque se abre el cielo y cuando sale el sol porque te abrasa), exceso de verde para ser una ciudad con exceso de rascacielos, olores excesivos.
No es una ciudad bonita pero tiene rincones bonitos y para mi es la melancolía en estado puro pues era SU ciudad.